Se lo dije o ¿no?… Si esta frase se te hace conocida, es porque tu mamá es de las mías y de las de todos los orgullosamente colombianos. Madre sólo hay una y ella es una fuente infinita de cariño, conocimientos y claramente, de ¡dichos!

Y no son dichos cualquiera ¡no! son dichos que pertenecen a ese “Diccionario Criollo,” dichos que marcan tu infancia y asimismo tu vida, porque tú también con el tiempo, empezarás a utilizarlos sin siquiera darte cuenta.

Si de dichos hablamos, los hay de todos los géneros y para todas las situaciones, desde dichos para regañar y llamar la atención, hasta aquellos que dan consuelo y consejo para llegar a viejo.

Dígame si no ha escuchado esto en la casa:

Cuando usted va, yo ya he ido y vuelto dos veces o una versión más contundente como, sabe más el diablo por viejo que por diablo. Cualquiera de estos dos dichos son muy importantes, aquí tu mamá rectifica su posición, además de dar por sentado e informar la experiencia de todos sus saberes de la vida.

¿Y a mí qué me importa lo que hagan sus amigos? Este siempre va acompañado del famoso ¿Si sus amigos se tiran del quinto piso, usted también? Si la mamá emplea estos dos juntos, quiere decir que seas más auténtico y hagas cosas únicas. ¡No copies comportamientos!

Y qué tal ese… ¿Qué van a hacer ustedes cuando yo ya no esté? ¡Los quiero ver, los quiero ver! aquí ya se puso nostálgico el asunto. Si tú mamá te sale con ese dicho superpoderoso, párele bolas, le está pidiendo cariño y atención.

Seguro en algún momento serás testigo de este dicho, porque cuando la mamá está celosa nunca falla, no se le olvide que primero fue mamá qué su novi@. Ella es la que manda, que no se les olvide… ¡Mamá celosa, relación fallida!

¿Le ha pasado que nunca encuentra nada cuando lo necesita urgente? Bueno, si esa es la situación, este dicho resuena por toda la casa luego de pedir ayuda a la mamá, ella que todo lo sabe, te dirá… ¡A qué voy yo y lo encuentro! Mamá que no cuente con ese don no es mamá, ella va y lo encuentra a la primera.

Y para finalizar, el dicho más certero de todos… Cuando tenga hijos se va a acordar de mí. Las canas que les sacamos a nuestra mamá no fueron gratis, nuestros hijos nos las sacarán también. Te lo dice mamá y mamá no se equivoca.