Creemos que no es necesario esperar una fecha concreta para demostrarle a mamá cuánto la queremos. ¡Ajá, así que cualquier día es perfecto para celebrar el día de la madre y prepararle algo especial! Para eso, en Huevos Nápoles te vamos a dar un par de ideas que te ayudarán a iniciar una celebración inolvidable, porque ella es LA REINA, como decía el Cacique de la Junta.

Ombé despiértala con alegría con un vallenatico de esos bien buenos… Para iniciar la celebración puedes valerte de la complicidad de los más pequeños de la casa y distribuir algunas tareas entre los niños como dibujos con dedicatorias, inflar algunos globos o hacer adornos con flores. Luego de que la sorpresa esté lista, puedes hacer sonar otra cancioncita alusiva al momento mientras todos juntos le dan los buenos días.

Prepara un rico desayuno en el día de la madre

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/Qxn4C6Y)

Después de la alegría y los abrazos, en el día de la madre no puede faltar el desayuno sorpresa. Ya tu sabe’ que como diría la ‘niña Mayo’ es la comida más importante para empezar el día y debe causar una buena impresión.

Vas a darle un toque sabrosón y costeño a la tradicional receta de tortilla de papas o tortilla española, un plato básico de la cocina española a base de papas, huevo y cebolla, es una opción ideal para el desayuno:

Ingredientes (4 personas):

Elaboración

  1. Pela y pica la cebolla en dados medianos. Limpia el pimiento verde, retírale el tallo y las semillas y córtalo en dados.

Si las papas están sucias, pásalas por agua. Pélalas, córtalas por la mitad a lo largo y después corta cada trozo en medias lunas finas de 1/2 centímetros.

  1. Introduce todo en la sartén, sazona a tu gusto y fríe a fuego suave durante 25-30 minutos.
  2. Retira la fritada y escúrrela. Pasa el aceite a un recipiente y resérvalo. Limpia la sartén con papel absorbente de cocina.
  3. Coloca los huevos en un recipiente grande y bátelos. Sálalos a tu gusto, agrega las papas fritas previamente, cebolla y pimiento, mezcla bien.
  4. Pon la sartén nuevamente en el fuego, agrega un chorrito de aceite reservado y agrega la mezcla. Remueve un poco con una cuchara de madera y espera (20 segundos) a que empiece a cuajarse.
  5. Separa los bordes, cubre la sartén con un plato de mayor diámetro que la sartén y dale la vuelta.
  6. Échala de nuevo para que cuaje por el otro lado.
  7. Sirve al gusto. 

Huevo escalfado o poché

Si quieres tirártelas de pupi, como alternativa también puedes preparar unos ricos huevos escalfados, acompañados de deliciosas tostadas de pan con ajo y perejil.

La técnica consiste en cocinar el huevo sin cáscara en agua ligeramente hirviendo. Lo aconsejable es hacerlo con huevos que sean lo más frescos posible. Si no es el caso, el truco sería añadir un chorro de vinagre en el agua, para que la clara y la yema no se separen.

(Imagen tomada de Unsplash)

Preparación 

Estas han sido dos recetas fáciles y especiales que podrás usar para iniciar el día de la madre. Puedes tomar una y adaptarla según lo que tengas en mente, ajá tú sabes que el único límite será la imaginación.

Recuerda que lo importante es hacer sentir a mamá que todos los días es su día, no te quedes nada más en el desayuno haz que tenga un día de principio a fin totalmente maravilloso, ponle musiquita, baila una champetica y a mover el esqueleto.