¡Emprende en este 2021 y muestra de qué estás hecho!

Propósitos, propósitos y más propósitos… Sumercé ¡es momento de hacer realidad las palabras que escribió en el papelito de intenciones para este año! Por eso en este 2021 Huevos Nápoles quiere invitarlo a atreverse, a saltar a la acción, a decirle sí a los retos, al crecimiento personal y claramente, a sacar esa berraquera que nos caracteriza, para demostrar de qué estamos hechos los colombianos de pura cepa y corazón. 

Nunca es demasiado tarde para cumplir nuestros sueños, ¿sumercé sabía que la edad promedio de un emprendedor de éxito es de 45 años? ¡Para que vea no más! Por esta razón es momento de levantarnos, sacudir la pereza, reconectar con esas metas que traemos a cuestas de hace rato y llenarnos de motivación y positivismo para este año, ¡lograr sonreír triunfantes! Hoy desde Huevos Nápoles queremos hablarle sumercé del ADN de los emprendedores colombianos y compartirle algunos consejitos para que sepa por dónde empezar este largo, pero fructífero camino al éxito… Recuerde lo que le decía la abuelita: Roma no se construyó en un día.

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/DjgAhnx)

5 consejos para emprender:

1.Plantea un propósito y un objetivo para tener una ruta

La diferencia entre un propósito y un objetivo radica en que el primero está más ligado con una aspiración, no se puede medir con números y es una inspiración, incluso para momentos complicados. El objetivo, por el contrario, es medible. Nos muestra si las decisiones que tomamos ayudan a alcanzar el propósito y, por tanto, es ajustable. Si tomamos una vuelta donde no era, cambiamos el rumbo. Y algo es claro: si sumercé emprende sin rumbo, es fácil perderse en el camino. 

2.Arriésguese lo más posible

Iniciar un emprendimiento puede ser el camino más arriesgado, pero también el que a sumercé le puede traer mayores beneficios. Por eso, si cree berracamente en su idea, debe continuar hasta el final y evitar que ese estado de ánimo y esas ganas se pierdan. ¡Claro que están permitidos los días grises! Pero como frenteros que somos los colombianos de pura cepa ya sabe que… ¡Pa’ lante es pa’ allá! Eso sí, ¡no se vaya de cabeza sumercé! Debe tomar riesgos inteligentes y calculados. 

3.Abrace su paciencia

Algunos negocios pegan de inmediato y se convierten en un éxito legendario. Pero la mayoría no. Si lo que sumercé espera es hacerse millonario de la noche a la mañana, quizá es mejor que compre la lotería, el chance o el baloto. Aquí la cosa es diferente: un emprendimiento tendrá muchos tropezones antes de despegar, pero todo eso que se aprende en el camino será en beneficio. Usted solo vaya paso a paso y nunca le quite el ojo a su objetivo.

4.Persiga su felicidad

Si sumercé se va a meter de lleno a este carro loco de emprender, lo más recomendable, y escuche bien por favor, ¡es hacerlo en algo que verdaderamente le apasione! Debe tomar en cuenta que si vas a hacer algo el resto de tu vida, por lo menos tiene que ser algo que le genere una sonrisa y le den ganas de levantarse cada día.

5.No tome en cuenta todas las opiniones

Déjeme decirle sumercé que a lo largo de su camino de emprendimiento, habrá mucha gente que le dirá que lo primero que debe hacer es adquirir experiencia en una gran empresa o que trate de convencerle de que su idea no será exitosa, pero la verdad es que, si realmente desea iniciar un negocio y eso es lo que realmente le hace feliz, entonces, ¡adelante y oídos sordos! Eso sí, tampoco se deje llevar por las mieles, algunos comentarios pueden ser muy positivos, pero poco realistas. Como todo en la vida sumercé, ¡el quid está en el equilibrio!

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/6jgAAjE)

¿Ideas para comenzar tu propio emprendimiento?

Mire y escuche lo que pasa a su alrededor. A veces, las oportunidades están ahí afuera, esperando que alguien se dé cuenta. Una de las grandes ventajas de un emprendimiento puede ser que este resuelva un problema pasado por alto. Por ello, concéntrese sumercé en un sector específico, tal vez uno en el que no se mueva diariamente y escuche cuáles son los retos que otros enfrentan diariamente. Quizá ahí esté su nicho.

Con los pies sobre la tierra. Si sumercé se convierte en un emprendedor, incluso en uno con éxito, no va a saborear las ganancias de inmediato. Va a tener que desvelarse y decirle un hasta luego a su tiempo libre y a una vida libre de estrés. Por supuesto, ¡no queremos desanimarte! Al contrario: solo esperamos que no veas de manera romántica este viaje. Le aseguramos que será divertido y tendrá muchísimos aprendizajes.

Acérquese a los que podrán darte un soporte. Sí sumercé, tal vez al arrancar tenga que pedirle ayuda a amigos o familiares. ¡Pero no hay nada de malo en esto! No hay colaborador más ferviente que aquel que crea en su proyecto, y si lo tiene cerca, mejor aún. Por ello rodéese de personas creativas, que sean jueces pero no pesimistas. ¡Necesitamos energía y buenas ideas! 

Busque conocimiento de manera continua. Así como nunca es tarde para cumplir los sueños, tampoco para aprender más. Por eso sumercé es momento de inscribirse a cursos, diplomados o capacitaciones en temas como emprendimiento, creación de negocios, administración, creatividad y estrategias para atraer inversionistas, por ejemplo. También cobre esos favores que le deben y acérquese a profesionales que te puedan compartir sus experiencias y consejos.

¿Preparado para ir tras sus sueños? Somos colombianos de pura cepa que día a día demostramos nuestro talento, creatividad y perrenque, así que Huevos Nápoles solo tiene una última cosa que decirle sumercé: ¡Es hora! 

Fuentes:

https://blog.hubspot.es/sales/guia-emprendimiento

https://www.entrepreneur.com/article/267471